En internet - Introducción

Links, redes sociales, posts y blogs que nos han llamado la atención y queremos compartir. 

Tribuna de Carlos Jiménez Alonso, presidente de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid y de la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid y Vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

En 1990 surge el término LEAN. J. Womack y D. Jones denominaron así al sistema de gestión empresarial basado en el TPS (Toyota Production System). Llega a Sanidad en el año 2000, con su implementación en Virginia Mason de Seattle, expandiéndose rápidamente a Canadá, Suecia, Inglaterra, Japón… y a España en 2004, en la Fundación Hospital Calahorra, y en 2008, en el CSI. Desde entonces no ha parado de “infectar” a otros centros sanitarios.

Si bien muchos hospitales están comenzando a “hacer LEAN”, muy pocos se están embarcando de verdad en un proceso de transformación cultural hacia la mejora continua desde el empoderamiento ordenado de sus profesionales. ¿Entonces por qué “hacen Lean”? Pues sencillamente, porque está de moda.

Al igual que la gestión por áreas clínicas fracasó al promoverse desde cuerpos directivos que no estaban interesados en las pérdidas de poder y estatus que el éxito de dicha gestión hubiese acarreado, el cambio potencial que arrastra una cultura LEAN conllevaría la modificación de las actuales estructuras de poder.

El gran reto al que se enfrenta esta metodología no radica en la creación de competencias en el uso de las herramientas que contiene, sino en la gestión del cambio necesaria para evolucionar de una forma de pensar continuista hacia otra en la que la única constante sea el cambio. Y ya que el cambio en esencia impacta en personas, es mucho más difícil de promocionar en organizaciones de grandes dimensiones como un hospital. Un hospital es un sistema con gran inercia, reacio al cambio y que, a mayores, percibe negativamente todo aquello que tenga una procedencia del mundo de la industria, pues industrialización en Sanidad se asocia con la deshumanización de la atención sanitaria.

La hiperespecialización de la Sanidad, así como el aún vigente RD521 de 1987 (en el que se estableció el reglamento sobre Estructura, Organización y Funcionamiento de los Hospitales Públicos), agravan la compartimentalización del trabajo en silos que dificulta la necesaria transversalidad de una transformación LEAN.

[...]

CONTINUAR LEYENDO

Extraído de: El médico interactivo 03/04/20

 


Más leídos