Artículos - Introducción

Aquí encontrará artículos de miembros del Instituto Lean Management, así como de autores de la Lean Global Network que puede encontrar en versión original en:

          

 

Como miembro registrado e identificado, tendrá acceso a muchos más contenidos

Una junta escolar en Holanda está descubriendo el potencial del pensamiento lean y mejorando sus procesos para enfrentar la sobrecarga de maestros.

Al igual que medicina, la enseñanza es una vocación. Dar forma a las mentes de los estudiantes es una gran responsabilidad que los maestros asumen con pasión y dedicación, pero también puede ser una enorme carga, tanto emocional como física.

Una junta escolar aquí en los Países Bajos, Zaan Primair, recientemente comenzó a abordar la sobrecarga de personal en 10 de sus 55 escuelas, y creo que el trabajo que están haciendo es inspirador.

Zaan Primair no es nuevo en el pensamiento lean. Lo han estado aplicando en sus aulas durante algún tiempo en un intento por mejorar la educación alentando a los estudiantes a establecer, visualizar y seguir sus propios objetivos. Funcionó bastante bien, pero hasta hace poco no pensaban que Lean se pudiera usar de otra manera.

Todo cambió cuando asistieron a un evento de aprendizaje en Nyenrode Business University, donde uno de nuestros clientes explicó cómo trabajaron con nosotros en su transformación lean. Pensaron que era un enfoque interesante y me pidieron que visitara a su CEO para explicar en qué tipo de problemas podría usar Lean (la respuesta es cualquier problema, si se lo pregunta).

El día de nuestra reunión, luego de escuchar acerca de lean podría usarse en el contexto de las escuelas Zaan Primair, el CEO casi parecía como si hubiera sido alcanzado por un rayo. Inmediatamente vio la oportunidad de usarlo para aliviar algo de la presión que estaban experimentando los maestros de la junta escolar.

El año anterior, se había creado un Grupo de trabajo para abordar este problema. Los participantes se liberaron un día a la semana (una señal de cuán preocupante es para la junta escolar) trabajar juntos para encontrar una solución a la sobrecarga, pero habían estado luchando para enfocar sus esfuerzos y encontrar un camino a seguir.

A nosotros, como Lean Management Instituut, se nos pidió que interviniéramos para ayudar al equipo a romper el impasse en el que se encontraban. Nuestros entrenadores Linda van Driel y Eric Steenbakkers llevaron el pensamiento A3 a Zaan Primair, un método de resolución de problemas que les ayudaría a aclarar dónde se originaba la sobrecarga.

Un análisis inicial mostró que había tres picos de trabajo a lo largo del año, representados por actividades como las reuniones de padres y maestros. Los incidentes, que pueden ser desde una pelea entre estudiantes hasta una discusión entre un maestro y un padre, también parecieron tomar una gran cantidad de tiempo de los maestros cada día. (Vale la pena mencionar que estas actividades son a menudo un trabajo que los maestros llevan a casa y que potencialmente puede crear una gran cantidad de malestar emocional).

Enseñanza Lean

Primero abordamos los picos de trabajo, mostrando al equipo de Zaan Primair que, en gran medida, podían planificar su trabajo de una manera diferente y evitar que se concentrara en tres momentos específicos del año escolar. Por lo tanto, les ayudamos a nivelar el trabajo: las reuniones de padres y maestros pasaron de realizarse tres veces al año a tener lugar cada semana (generalmente, una o dos por semana).

Luego comenzamos a ver los incidentes, que representan un gran problema (especialmente los que ocurren entre padres y maestros) y, por lo tanto, una gran oportunidad para el próximo A3. Primero hicimos una inmersión profunda en 10 escuelas, rastreando durante tres semanas la cantidad y el tipo de incidentes que ocurrieron (los clasificamos en verbales, no verbales, físicos y digitales). En poco tiempo, un par de patrones comenzaron a emerger. En primer lugar, aprendimos que uno o dos niños en cada clase son generalmente responsables de la mayoría de los incidentes: esto les dice a los maestros dónde deben concentrar sus esfuerzos. Más importante aún, en las escuelas en las que estábamos rastreando incidentes, se hizo más fácil para los maestros hablar abiertamente sobre los problemas. Este es un paso muy positivo para esta organización, ya que poder discutir problemas es el primer paso para resolverlos.

Desarrollar una comprensión del estado actual al basarse en datos concretos sobre el trabajo elimina la emoción de la ecuación y permite a los maestros concentrarse en aplicar sus habilidades y pasión para resolver problemas reales y, por lo tanto, brindar una mejor educación a sus alumnos. 

René Aernoudts
Presidente del Lean Management Instituut en los Países Bajos.
   

Extraído de: Planet Lean

 


Más leídos