Artículos - Introducción

Aquí encontrará artículos de miembros del Instituto Lean Management, así como de autores de la Lean Global Network que puede encontrar en versión original en:

          

 

Como miembro registrado e identificado, tendrá acceso a muchos más contenidos

Las simulaciones y los juegos pueden ser extremadamente beneficiosos, siempre y cuando los usemos para resaltar y explicar los comportamientos subyacentes que debemos adoptar si queremos adoptar con éxito Lean ... y no solo las herramientas.

Desde un punto de vista teórico, la mayoría de los principios y herramientas Lean son relativamente fáciles de entender. El desafío parece aparecer con su aplicación práctica, por lo que el único lugar para aprender Lean es el lugar de trabajo, el entorno en el que se realiza el trabajo.

Las conferencias o talleres antes de pasar al gemba son comunes y pueden mejorar mucho el aprendizaje. Sin embargo, debido a que este tipo de entrenamiento en el aula se percibe como aburrido, uno puede ser excusado por verlo como una forma de educación unilateral (el profesor explica diferentes conceptos y el público escribe notas o lucha contra el sueño).

De hecho, como coaches Lean, siempre debemos buscar nuevas formas de mejorar la experiencia de aprendizaje, y personalmente he descubierto que el uso de juegos y simulaciones funciona bastante bien.

Enseñanza gamificada

Enseñar a pensar Lean de esta manera es un enfoque comúnmente reconocido en nuestra comunidad. Hay numerosos juegos Lean por ahí, gratuitos o que requieren pago, físicos o en línea. (Martin Boersema proporciona una lista de 50 juegos y simulaciones Lean aquí) Incluso hay un término académico para combinar la educación con el juego: "gamificación", que Huotari y Hamari (2012) definen como un proceso de mejora de un servicio con prestaciones para experiencias de juego con el fin de apoyar la creación de valor global del usuario. Ramos, Lopes y Avila (2013) dicen que usar los juegos como herramientas de enseñanza beneficia el proceso de enseñanza-aprendizaje, especialmente cuando se trata de:

  • presentar conceptos difíciles;
  • desarrollar habilidades para resolver problemas y tomar decisiones;
  • promover una participación activa del alumno;
  • mayor interés entre los estudiantes;
  • desarrollar los talentos de cada estudiante, que les da la bienvenida a estudiantes en diferentes niveles de aprendizaje; y
  • ayudando al maestro a identificar las dificultades de cada estudiante.

Lo que también descubrí es que son una excelente manera de poner en marcha el viaje hacia la comprensión y la aceptación de nuevos principios. En "Teaching Lean Manufacturing With Simulations and Games: A Survey and Future Directions (2010)", los autores exploran diferentes juegos y simulaciones Lean, y cómo ayudan a desarrollar diversas habilidades, comportamientos y rasgos Lean. Lo que es más importante, discuten la importancia del rol del facilitador: en otras palabras, estos juegos y simulaciones son más efectivos cuando los dirige un facilitador que tiene conocimiento y experiencia sobre el pensamiento y la práctica Lean y posee buenas habilidades de comunicación y narración.

Comprendiendo el Lean Startup con un juego

Lean Startup es una metodología para desarrollar negocios y productos, cuyo objetivo es acortar los ciclos de desarrollo de productos mediante la adopción de una combinación de experimentación basada en hipótesis, lanzamientos de productos iterativos y aprendizaje validado. Busca eliminar las prácticas inútiles y aumentar las prácticas de creación de valor durante la fase de desarrollo del producto, centrándose en lo que los clientes realmente quieren.

Simen Fure Jørgensen, ex director ejecutivo de una consultora noruega de desarrollo de software, ha estado utilizando el juego de mesa getKanban para enseñar a las personas kanban en entornos de conocimiento, con gran éxito. Cuando comenzó a enseñar Lean Startup, rápidamente comenzó a buscar un juego que lo ayudara. Luchando por encontrar uno, decidió crear uno. Lo llamó Playing Lean.

Lo que me gusta de Playing Lean es que el juego también se desarrolló utilizando los principios de Lean Startup. Después de validar el problema, a Jørgensen se le unió Tore Rasmussen, un empresario que en ese momento estaba buscando un proyecto de investigación para su tesis de Grado. Juntos, realizaron muchos experimentos, pasando el juego por numerosas iteraciones antes de tener el producto que sabían que los clientes realmente querían.

Hasta la fecha, he usado Playing Lean en más de 30 talleres, con más de 500 personas jugando. Descubrí que el juego realmente ayuda a transmitir principios lean fundamentales, y realmente funciona como una herramienta de formación de equipos.

La mecánica del juego es simple, divertida y rápida de entender (una ronda, aproximadamente 10 minutos). Los jugadores se dividen en equipos y asumen el rol de una startup ficticia. Los equipos luego compiten en el mismo mercado y para los mismos clientes, con el objetivo de ser los primeros en alcanzar la escala (por ejemplo, más de 100,000 clientes en el escenario de las redes sociales).

El juego se divide en dos fases: planificación y ejecución. En la fase de planificación, los equipos asignan a sus empleados una de las siguientes tareas: desarrollar un producto, entrenar, realizar un experimento o vender. Las discusiones normalmente son animadas durante esta fase, ¿cómo procedemos? ¿Qué estrategia queremos seguir? ¿Queremos satisfacer a todos los clientes o buscar el camino más rápido hacia la "victoria"? ¿Cómo manejamos la competencia? ¿Queremos hacer el mejor producto o queremos invertir tiempo para descubrir qué quieren los clientes? Estas preguntas, y las discusiones que generan, son muy valiosas para la experiencia de aprendizaje de los asistentes (una vez más, el papel del facilitador es crucial). En la fase de ejecución, los equipos descubrirán cuál es el resultado de sus acciones. En caso de desarrollo de productos y capacitación del personal, no hay incertidumbres. Cuando se trata de la experimentación, hay un elemento de aleatoriedad ya que el experimento puede fallar o tener éxito, con resultados variables. Una venta fallida tiene consecuencias duraderas, a saber, que el cliente no dará otra oportunidad al producto del equipo que falla.

La única forma en que los equipos pueden avanzar en el juego es vendiendo su producto con éxito. Después de las cuatro etapas de Lean Startup, todos los equipos comienzan en la etapa de modelado de negocios, trabajando a través de las etapas de ajuste de Problema / Solución y de ajuste de Producto / Mercado, antes de llegar finalmente a la etapa de Escalado. Solo hay un ganador: el equipo que llega primero a la etapa de escalado.

El juego está diseñado para atraer y entretener a los participantes, abriéndolos a nuevos paradigmas de pensamiento. Debido a la poca atención que caracteriza a nuestro mundo, el aprendizaje y el juego deben ser cuidadosamente equilibrados. Cuando juego este juego, mi forma de lograrlo, y de asegurar que la gente aprenda, es mediante el uso de tarjetas de experimentación y sesiones de retrospección.

Cada tarjeta de experimento presenta uno de los principios, herramientas o métodos de Lean Startup. Tiene un título, una breve descripción y un "resultado" (cuánto, como participante en el juego, ha aprendido sobre el cliente). Para maximizar el aprendizaje, el facilitador puede contar una historia relacionada con la tarjeta, compartir su experiencia y explicar ejemplos reales de cómo se puede aplicar la herramienta o el método.

En mi experiencia, otro momento fundamental de aprendizaje ocurre cuando el juego termina, por medio de una sesión de retrospección (ya sea guiada o no). Darles a los equipos el tiempo para reflexionar sobre por qué su equipo ganó o perdió, en su estrategia general, en la necesidad de pivotar de su compañía ficticia y sobre si se vieron afectados por la deuda técnica, generalmente conduce a varios momentos  a-ha!. Y debido a la participación emocional que facilitan los juegos, el aprendizaje tiende a durar.

Sin medalla de plata

Enseñar herramientas es fácil. Cambiar el comportamiento es cualquier cosa menos.

Como entrenador, enseño herramientas como una coartada; mi enfoque real es crear comportamientos que permitan transformaciones Lean sostenibles. Por ejemplo, cuando realizo un taller con Playing Lean, los participantes usualmente se enfocan en aprender varias herramientas como lean canvas, producto mínimo viable, entrevistas con clientes, etc. Estos son importantes, pero comprender y desarrollar los comportamientos subyacentes y la motivación es mucho más crítico para sostener el cambio. En eso es para lo que deberíamos usar juegos y simulaciones.

Con la ejecución adecuada, pueden crear un "microcosmos", una burbuja en la que los participantes pueden probar diferentes enfoques de manera segura. Los libera de la carga del fracaso en su negocio y les permite pensar y actuar de manera diferente.

No hay duda de que esto puede ser una forma altamente efectiva de enseñar pensamiento Lean, pero eso no quiere decir que uno deba esperar tener éxito en el desarrollo de personas, solo capacitando a equipos de expertos a través de juegos. La enseñanza basada en juegos es principalmente un recurso para entrenadores y no puede, y no debe, reemplazar el conocimiento que las personas desarrollan al practicar Lean en el gemba y aprender haciendo. En este sentido, los juegos y las simulaciones deben servir como un puente entre la teoría y la aplicación en la vida real de los principios lean en el lugar de trabajo.

Bruno Pešec
Director del Instituto Lean Green y miembro del consejo del Institut Lean France

Extraído de: Planet Lean


Más leídos